Introspecciones

Gaslighting: ¿qué es y cuáles son sus efectos?

Elsie Brown - Pinterest

Existen muchas formas de quebrantarle el espíritu a un ser humano; algunas de ellas toman planificación, devoción, paciencia  y astucia. Llevar a una persona cuerda a tener una disonancia cognitiva tan intensa que la desconecte totalmente de la realidad, haciéndola preguntarse si todo lo que pasa o no pasa es su culpa, disculparse por cosas que no ha hecho, y perder la voluntad de toma de decisión, todo mientras terceros le dicen el daño que le hace su artesano de la manipulación y ésta, en medio de todo, decide justificar las acciones de su abusador, se llama gaslighting. El gaslighting toma tiempo. El “gaslighter” evalúa los puntos de inflexión de su víctima: dónde duele, donde empatiza, qué tanto se expande su bondad, y los convierte en puntos débiles. De la misma manera que un estratega de guerra abría un mapa y señalaba los puntos geográficos más vulnerables de una tierra para invadirla, así mismo el gaslighter se prepara para violentar emocionalmente a su víctima. El gaslighting es abuso emocional, y puede venir de parte de pareja, padre/madre, amigo, jefe, o grupos de personas (familia, grupo de amigos, etc).

Puede comenzar de manera muy sutil, como haciendo chistes que de alguna manera humilla o invalida los pensamientos, sentimientos o dignidad de la persona. Cuando la persona afectada le reclama, el abusador toma la queja como una sobre reacción y la descarta diciendo que “es solo un chiste”. Al ver que su victimario no cambia su actitud, eventualmente la persona se ve resignada. Esto es solo el primer hilo de la telaraña, el cual le confirma al victimario que su víctima tiene la capacidad de ceder ante abusos.

Otra forma de hacerle gaslighting a alguien es haciéndole daño y justificar el abuso como que es “para el bien” de la persona. También sucede que las dos partes se pongan de acuerdo con algo (como ir a cenar en un restaurante), para que luego el abusador diga “yo nunca dije eso”. Esto hace que la víctima se confunda, y aunque esté tan segura de lo que dijo esa persona en el pasado, su victimario lo dice con tanta firmeza que ésta comienza a preguntarse, dando el beneficio de la duda, si realmente “se lo está inventando”. Esto requiere técnica, y normalmente un manipulador que usa el gaslighting contra alguien, conoce muy bien cómo manejar su lenguaje corporal, ya que muchas veces se trata de una persona que cae dentro del clúster B del desorden de personalidades (psicópata, sociópata, histriónico, narcisista, borderline…), y ellos suelen ser muy observadores. Esto significa que saben replicar el rol del personaje que quieren aparentar ser.

La Dra. Ramani Duvarsula, escritora, YouTuber y psicóloga clínica experta en el desorden de personalidad narcisista, dice que en el momento que uno siente la necesidad de grabar a alguien para más adelante demostrarles que realmente esa persona sí dijo o sí hizo lo que está negando, uno está recibiendo manipulación por gaslighting. Si uno enfrenta a la persona haciéndolo, explica la doctora, lo que pasa luego es que esa persona voltea el tema hacia quien hace la reclamación. De pronto puede pasar de ser “esto fue lo que me dijiste, mira” a “estás tan enfermo/a de la cabeza que tienes que recurrir a grabarme, eso es una invasión de mi privacidad”. Según Duvarsula, cuando acaba la pelea, la víctima termina teniendo una conversación consigo misma preguntándose por qué la acusan. Con el tiempo, esto le genera a la víctima un sentimiento de culpa por cosas que no ha cometido.

Cabe resaltar que el gaslighting es más común de hombre hacia mujer, ya que distintos desórdenes de la personalidad en el clúster b, suelen presentarse más en hombres que en mujeres. Por ejemplo, el radio de psicópatas es de 20:1. Es por eso que algunos investigadores le han dado un tono de género a sus estudios, ya que puede muy fácil sostenerse de afirmaciones machistas que están “normalizadas” en una sociedad que se apoya en el sexismo. No obstante, el abuso emocional no tiene género.

El gaslighting se vuelve más sombrío mientras avanza. Las víctimas del gaslighting suelen ser personas con un tipo de apego no saludable, lo cual le crea codependencia. El gaslighter, al saber esto de manera instintiva, puede mostrar negligencia emocional como forma de privar a la persona de afecto y volverla más susceptible y débil ante las siguientes medidas. Una vez la persona se siente sin valor, sin cordura, no encuentra su razón de ser, no entiende quién es ni por qué experimenta lo que está viviendo, su autoestima está en cero, el abusador hace lo que quiera con esa persona. Medidas que toman los abusadores hacia sus víctimas incluyen sabotearle planes, hacerle pasar vergüenza, forzarle a mantener relaciones sexuales aún en contra de su voluntad, reducirla a una esclava que toma órdenes, dependencia o ruina económica, amenaza de cualquier índole, violencia física, y cualquier otra que se adhiera a la enfermiza voluntad del victimario.

Hay que recordar que antes de llegar a este extremo, existió un lavado de cerebro. A veces, esto lleva a lo que se conoce en la psicología como indefensión aprendida. La indefensión aprendida se da cuando una persona se ve frente a una situación desfavorable, y por haber fallado en acatarla de manera repetida, se rinde pensando que no existe escapatoria. Uno de los síntomas que presentan las personas que tienen indefensión aprendida es que se “congelan” en momentos de “lucha o huída” en vez de hacer un intento de abordar la amenaza. Cuando están en peligro, sienten que no tienen escapatoria y se quedan estáticas, esperando que la situación termine pronto.

En resumen, el gaslighting puede destruir una vida. Si sientes…

  • Que necesitas grabar a alguien para probarle que dijo o hizo algo
  • Te sientes desconectado/a de la realidad
  • Constantemente te cuestionas tus acciones
  • Te preguntas si eres “muy sensible”
  • Te sientes desorientado/a
  • Te disculpas en exceso
  • Crees que todo lo que haces está mal
  • No encuentras valor dentro de ti

… es muy posible que seas víctima de gaslighting.

Yo he sido víctima de gaslighting mi vida entera, pero llegó a su pico en 2018. Me tomé todo el 2019 para sanar, así que si esto es una situación por la que estás pasando y necesitas dialogarlo, puedes escribirme un mensaje en mi Instagram @quiquillosa y con gusto te puedo contar todo lo que a mí me ha ayudado con este mal tan inmenso. Mientras tanto, dejo un video que creo que resume todo lo que diría yo, en cualquier caso. Es posible salir de ahí. Es posible sanar porque los seres humanos somos altamente resilientes. No pierdas la esperanza ni te sientas menos capaz de salir de ésta.

Foto: Elsie Brown, Pinterest

0 comments on “Gaslighting: ¿qué es y cuáles son sus efectos?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: